Empresa

La historia de nuestra empresa

Historia

Harinas Sánchez-Palencia, S.L.U., comienza su proceso de fabricación en el año 1.934 en La Palma del Condado (Huelva).  En el año 2.001  traslada sus instalaciones a Jerez de la Frontera (Cádiz), hito que le permitiría aumentar vertiginosamente su capacidad de molienda, así como aprovechar la ventaja competitiva de la cercanía a los puertos de Cádiz y Algeciras, tanto para el abastecimiento del trigo, como para dar salida a las exportaciones.

Los dos pilares fundamentales de Harinas Sánchez-Palencia siempre han sido; por un lado la calidad de sus productos, fruto de una rigurosa selección de trigos y, por otro, el servicio personalizado que damos a nuestros clientes.

Descripción Técnica

Harinas Sánchez-Palencia posee unas instalaciones adaptadas a las necesidades que demandan nuestros clientes dentro de un mercado en constante evolución.

La tecnología aplicada y el diseño de sus procesos productivos han sido planificados con objeto de poder ofrecer una gran variedad de harinas, diferenciadas por su manera de obtención y características técnicas, dentro de un plan estratégico de orientación al cliente en todos los aspectos.

Un diseño flexible y equilibrado de las líneas productivas nos garantiza la obtención de productos de alta calidad, con características físico-químicas únicas que dan respuestas a las necesidades y exigencias de los múltiples procesos de panificación existentes en el mercado.

Con ello obtenemos un amplio catálogo de productos estándares y adaptable a las necesidades de los procesos productivos de nuestros clientes.

Calidad orientada al cliente

Harinas Sánchez-Palencia dispone de un Sistema de Gestión de Calidad certificado por Bureau Veritas, basado en la Norma ISO 9001:2008. Se ha definido una Política de calidad y objetivos basados fundamentalmente en la satisfacción total de nuestros clientes donde la comunicación en dos direcciones “empresa-cliente-empresa” nos aporta la máxima información y conocimiento de cada uno de ellos, los cuales, día a día depositan la confianza en el equipo humano que conforman Harinas Sánchez-Palencia.

Los niveles de exigencias que imponemos a nuestros productos nos hacen ser muy rigurosos tanto en la adquisición de la materia prima, como en la clasificación y control analítico de la misma. Es por ello que disponemos de un laboratorio propio para poder llevar a cabo los análisis necesarios que definen el comportamiento final de las harinas en los procesos de panificación.

Finalmente una atención personalizada y eficaz en la entrega de nuestros productos son la clave para dar cumplimiento a las exigencias determinadas por cada cliente.